jueves, 21 de julio de 2016

La tarta de nuestra boda

El post de hoy es quizás el más bonito que me ha tocado escribir, porque no es ni más ni menos que dejaros entrar y compartir el día más dulce, perfecto e inolvidable de mí vida, “el día de mi boda”. Por eso mismo quizás sea más extenso de lo normal y voy a fragmentarlo para que sea más fácil de leer.


Planifique cada detalle, desde el momento en que decidimos la fecha, me dedique a investigar navegue por miles de blogs que hablaban de bodas, vi miles de fotos y cogí muchísimas ideas que me enamoraban, las fui guardando en carpetas que archivaba en el ordenador como un tesoro, me pasaba los días viéndolas una y otra vez. Poco a poco fui teniendo claro como lo quería,  utilice un diario de boda*  donde concreté y apunte las ideas que me gustaban… y lo cierto es que  durante el año previo a la boda dedique cada momento libre, que no eran muchos la verdad,  a prepararlo todo, borde, pinté, cosí, cociné… pero no sería justa diciendo que lo hice todo sola, si bien es cierto que hice muchas cosas, tuve personitas que me acompañaron durante todo el proceso brindándome su ayuda cosa que agradezco de corazón.

Podría pasarme el día contándoles miles de detalles del proceso de producción, y del gran día, pero no quiero aburriros, porque lo que principalmente os quiero enseñar hoy es la tarta de boda, preparamos toda la parte dulce, junto a mi adorada amatxu (no podía ser de otra forma), fue nuestro proyecto más importante, la santa se pasó la semanas previas a la boda días enteros cocinando, cumpliendo  mis caprichos y ayudándome a volver realidad todas las ideas que se me agolpaban en la cabeza. No fue fácil pero os puedo asegurar que cuando vimos el resultado las dos dijimos que sin lugar a dudas valió la pena.

La Tarta:


Bien empecemos por  la tarta, elegimos un diseño con peonias en tonos rosados/salmón como los que llevaba mi ramo de “Flor and Fruit eventos”, mi ama se encargó de modelar cada una de las flores con pasta de flores, un trabajo muy laboriosos y detallado que le quedó precioso!!! y yo aporte mi granito realizando la puntilla comestible y realizando la composición final de la tarta. 


Mi ramo de Flor and Fruit eventos 


Los muñecos eran de "Duldi", jamás me hubiese imaginado que era tan complicado encontrar unos muñecos que me gustasen, pero después de caminar y averiguar en mil sitios encontré esta bella parejita.


Mi tarta by Caramel cookies and cakes

Lo cierto es que la tarta fue un éxito, les encantó a todos y quedó tal cual la soñaba delicada y sencilla, en armonía con todo el estilo de la boda!

Para el momento del corte, elegimos la canción de Luis Miguel,"Contigo Aprendí", fue la guinda del pastel. Desde siempre me gusto él como cantante y la letra de esa canción me parecía perfecta para la ocasión.... "yo nací el día en que te conocí" :)

En el próximo post os cuento sobre la mesa dulce/ Candy bar! 

Besitos familia

1 comentario:

  1. Sos tan especial, una princesita de cuento.... Todo estuvo magnífico.

    ResponderEliminar